poemas de despedida

Este es un lugar especial dedicado a la poesía de despedida, una de las cosas que más cuesta en la vida y que al mismo tiempo es la más necesaria.

Podrás encontrar tanto poemas de despedida cortos, donde el adiós no tiene rencor y se deja marchar a la persona que se ama, como poemas de despedida a un ser querido, hasta algún que otro poema de despedida con reproches.

Saber decir adiós no es fácil pero se puede conseguir y espero que estos poemas de despedida te ayuden a hacerlo.

Todas mis poesías de despedida


Amor mío

Te llevaste mi corazón,

mi alma, todo el amor de una vida compartida.

Ya nada será igual.

No me acostumbro a esta fría soledad,

que me recuerda a ese último día,

 tan frío, tan triste, tan desgarrador.

Te busco en todos los rincones

 y lugares donde tanto te amé.

 Te sueño y me abrazas, meces mi alma.

Me aferro a los recuerdos,

 y cada catorce de febrero, nuestra casa se llena de tulipanes,

esos, que cada año,

 tú me regalabas.

Yo no tengo alas, para poder volar,

pero por ti, al cielo subiré,

para volver a ser yo en ti.

 Te quiero, para siempre

Comenta y Comparte

Otoño en el parque

Fui al parque

tal y como me pediste,

te esperé en el banco,

tal y como me pediste.

Esperé,

también aquel día llovía.

Con la mirada perdida

viajando por recuerdos tristes

me sentí perdida,

por un momento,

tan solo por un momento.

Resguardada en la calma

del silencio

volví a la realidad

poco a poco,

despacio.

Fue como volver a sentirlo

todo de nuevo

y me di cuenta de que

no necesitaba que existieras

en mi vida.

Tu voz rompió el silencio

no quise encontrarme

con tus ojos,

me faltó mi fuerza y tu cariño.

Sonreíste mostrándome

tu tristeza,

silencié mis recuerdos,

no había nada que salvar.

El cielo estaba negro,

hacía frío y llovía con violencia

una tarde fría y triste.

Por mi propia cordura

huí para alejar el deseo

de regresar

a tu lado.

Comenta y Comparte

Posdata

Entre cuentos, sueños y silencios

guardaré nuestros recuerdos.

Ahora que lo nuestro

es pasado,

no borraré las huellas

que dejaste en mi alma.

Sonreiré al recordarte,

siempre.

No buscaré las razones

del porqué te has ido,

solo,

recordaré lo vivido

lo sentido.

Yo viviré, amaré, sentiré,

todo, estará en armonía,

seguiré respirando

caminando.

Me quedaré con tu alegría.

No te convertiré

en nada.

Solo habrá un mensaje

de despedida;

valió la pena amarte,

por la vida que me regalaste.

Te quedarás conmigo,

haciéndole compañía

a mi soledad.

P.D: Te hubiese elegido siempre

Comenta y Comparte

Silencios, distancias, despedidas

Los silencios eran suaves,

me envolvieron,

me sorprendió la calma,

no el silencio,

sino la calma,

al sentirte cerca de mi.

A pesar de la distancia,

estabas, a mi lado,

acompañando mi soledad.

Entre suspiros se nos escapo el amor

podría haberte querido, más,

mucho más.

Me perdí en las luces de la ciudad,

con todos mis sentidos

pude recordar tu voz,

acaricié tu piel, te recorrí,

respire tu aroma,

hice mio  tu llanto

bajo la lluvia, te cobije,

pero no pude quitarte la pena.

Y aunque ya no estas,

y nunca estarás

conmigo bajo las estrellas

bailaste aquella noche.

Abrazada a ti,

no pude decirte,

quédate , todo te lo doy.

Me lo impidió

la razón..

Ya rendida,

me solté de tu mano

y te deje marchar

y contigo mi vida,

mi amor….

Silencio,distancia, despedida

Comenta y Comparte

La vida le dirá

Quiso ser silencio,

quiso ser oscuridad,

el final de la historia,

la última estrofa de un poema.

el último acorde de una canción.

Quiso ser el dolor

de todas las heridas,

la distancia,

y el más largo

de los otoños.

Quiso ser el adiós

de una despedida,

el temblor en la despedida

al deshacerse de un abrazo.

Quiso ser jirón en su alma,

y ser parte de él,

aunque a veces doliera,

para que nunca la olvidara.

Quiso ser la nada

más absoluta,

para que no se rompiera

el delgado hilo,

que aún los mantenía unidos.

Cansada, harta de buscar

respuestas en los silencios

cansada de amar

entre recelos,

ella que se hubiese perdido

siguiendo sus pasos,

escapó.

– “Ya no dueles”

se decía-

-“Ya no dueles”

 se engañaba.

Pero todo aún andaba

medio revuelto.

Destino trabado,

incertidumbres y desconsuelos.

La vida le dirá

que será de ella…

Comenta y Comparte

poemas relacionados que pueden interesarte