Relatos Cortos

Pétalos de poesía también es un blog de relatos cortos. En este espacio he recopilado todos los relatos narrativos cortos que he escrito.

Podrás encontrar relatos cortos de la vida que os darán valor para tomar decisiones que tal vez resulten difíciles, relatos cortos tristes y otros divertidos que os harán soñar.

También relatos breves que narran hechos de la vida cotidiana como el maltrato, el desamor o la amistad.  Relatos de despedida que son necesarios para continuar.

Disfruta con mis relatos cortos mágicos pues así son las palabras, magia que cuando se unen nos hacen soñar despiertos.

Atreve a sentir con mis relatos cortos de amor

Dentro de mis relatos cortos, no podrían faltar los relatos cortos de amor, llenos de recuerdos, de amores perdidos y de amores que renacen.

La vida es más vida gracias al amor, por eso en  mis relatos de historias de amor cortas encontrarás pasión, sentimientos, amor, deseo.

Disfruta con mis relatos cortos de amor prohibido que os harán traspasar todas las barreras, de mis relatos cortos de amor verdadero, esos que parecen que nunca se acaban o de mis relatos cortos de amor imposible.

Ella no le dijo cuánto necesitaba que se quedara, hay cosas difíciles de decir, difíciles de querer recordar o difíciles de saber.

Se sumergió en lo más profundo de mi alma. Se apoderó de ella y se la llevó para siempre. Me lastimó, me

Siempre llora, y un pájaro solitario llega volando al quicio de su ventana y alegre se pone a cantar, no sabe por

Ella se levantó antes que él, miró su silueta blanca sobre la cama, con la punta del pie trazó un dibujo imaginario

Pensé, también esto pasará, y pasó; pero dolió, escoció, fue duro y costó. Llantos, sufrimiento, dudas, tormento, incertidumbre, nostalgia, miedo, fueron compañeros

En la boda de la abuela, hubo fiesta y algarabía, porque de no poder casarse por la falta de dinero, al final

Noviembre, vio nacer su amor, al cerrar la puerta de aquella habitación. Todo se desvaneció, el mundo, el tiempo, la distancia, todo

Algún día, cogeré un tren dirección a tu casa. Llegaré una tarde de invierno, de esas tranquilas y soñadoras que tanto te